Regístrate

El camino hacia un Tratado Mundial sobre el Plástico sólido

En este editorial, Margaret Spring, directora científica y de conservación del Acuario de la Bahía de Monterey y presidenta del grupo de expertos del ISC sobre contaminación plástica, comparte las conclusiones de sus 10 días en Ottawa, Canadá. Durante INC 4, los negociadores globales trabajaron para dar forma a un acuerdo internacional vinculante para detener la marea de contaminación plástica que está dañando a las personas y a nuestro planeta.

Este artículo fue publicado originalmente el 31 de mayo de 2024 por el Acuario de la Bahía de Monterey en: https://www.montereybayaquarium.org/stories/path-to-a-strong-plastic-treaty.

Hace dos años, el entusiasmo era palpable cuando 175 naciones votaron en la Asamblea Ambiental de la ONU en Nairobi, Kenia, para negociar Un acuerdo global para acabar con la contaminación plástica.. Dada la urgencia, los países pretendían aprobar un tratado jurídicamente vinculante para 2025. 

Desde entonces, he asistido a cuatro reuniones de negociación, incluida la última en abril de 2024 en Canadá, donde representé Monterey Bay Aquarium y el Consejo Internacional de Ciencias. A pesar de algunos momentos difíciles, estamos progresando. Muchos países y una coalición de aliados están presionando por un tratado fuerte a pesar de la oposición. 

En los próximos meses, estaremos ocupados preparándonos para la ronda final de negociaciones en Corea del Sur en noviembre. El éxito es crucial para un futuro saludable y sostenible.

Nuevas oportunidades, nuevos aliados

Aunque las discusiones fueron desafiantes, la cuarta reunión de negociación en Ottawa produjo muchos avances positivos. Las fuerzas que buscaban un tratado más débil no podían retrasar el progreso. Los delegados de los países discutieron los puntos clave que necesitaremos para asegurar un tratado eficaz. Los negociadores ahora tienen el mandato de reunirse con expertos antes de la ronda de noviembre para explorar opciones para financiar la implementación del tratado y abordar las sustancias químicas preocupantes en los productos plásticos, los productos plásticos problemáticos y el diseño de productos.   

El llamado al cambio está creciendo. Existe una fuerte demanda de estrategias y soluciones basadas en la ciencia para abordar la contaminación plástica. Me inspiraron y me conmovieron los testimonios desgarradores de personas que viven en pequeños estados insulares en desarrollo, recicladores, pueblos nativos, jóvenes y otras personas cuyas vidas se ven directamente afectadas por los desechos plásticos. Es alentador que haya surgido una nueva coalición de líderes subnacionales que abogan por el tratado más sólido posible. California es un actor clave en la coalición. Nuestros éxitos en la lucha contra la contaminación plástica en California son un rayo de esperanza para la acción global.

El plástico es parte de una 'triple crisis'

Funcionarios de salud pública, expertos médicos y profesionales de la salud están hablando sobre los impactos humanos y ambientales de los plásticos y los más de 16,000 productos químicos utilizados en su producción. Esto está atrayendo la atención de países de todo el mundo. Luis Vayas Valdivieso, embajador de Ecuador en el Reino Unido, quien preside las negociaciones del tratado, apoya un tratado sólido. En su búsqueda crítica, escucha atentamente a los Estados miembros, a las comunidades y, lo más importante, a la ciencia.

"El mundo se encuentra en una triple crisis de cambio climático, pérdida de biodiversidad y contaminación". dijo El guardián en una entrevista antes de que se iniciaran las conversaciones de Ottawa. "Pero si bien existen acuerdos para los dos primeros, no tenemos legislación ni acuerdo global sobre la contaminación plástica".


Usted también puede estar interesado en

Requisitos clave para un instrumento internacional jurídicamente vinculante con base científica para poner fin a la contaminación plástica

Requisitos clave para un instrumento internacional jurídicamente vinculante con base científica para poner fin a la contaminación plástica

En preparación para INC-4, el Grupo de expertos del ISC sobre contaminación plástica ha preparado un comentario de alto nivel en respuesta al Borrador Revisado y las negociaciones en curso. El comentario subraya un conjunto de recomendaciones con base científica para informar las negociaciones en curso, garantizando una implementación y un instrumento regulatorio eficaz y sólido.


Los oponentes poco ambiciosos a la acción

No todo el mundo apoya una acción contundente. Algunos abogaron en Ottawa por un tratado centrado únicamente en el reciclaje y la gestión de residuos en lugar de soluciones integrales. Me sorprendió la cantidad de asistentes que estaban presionando a favor de la industria mundial del plástico, superando con creces a los países miembros oficiales y respaldados por importantes recursos financieros.

Varios países también están interesados ​​en asegurar un tratado centrado en las fases posteriores que solo aborde la gestión de residuos, pero no el elefante en la habitación: la producción insostenible de plástico. El enfoque de estos países en Ottawa fue presionar para que el borrador no incluyera ningún texto que abordara cuestiones críticas como la producción de polímeros plásticos primarios o los productos químicos tóxicos utilizados en la producción de plásticos. A menudo permanecíamos en sesión hasta altas horas de la noche mientras los delegados debatían estos temas críticos.

Hablando por la ciencia

a través de un nuevo “Declaración del Puente a Busan” Los Estados miembros y otras voces a favor del progreso están retrocediendo y abogando por incluir la producción primaria de plástico en el tratado. El Acuario de la Bahía de Monterey se ha sumado como signatario, y los grupos que piden medidas enérgicas para “cerrar el grifo del plástico” pueden Regístrese para registrar su apoyo..

La ciencia independiente desempeñará un papel crucial, en particular a través de aportes de expertos que pueden informar cómo se abordan en el tratado las sustancias químicas preocupantes en los plásticos y dar forma a los requisitos para el diseño de productos plásticos seguros y sostenibles. También debemos afrontar la pregunta del millón: ¿Cuál es un nivel sostenible de producción de plástico? El establecimiento de órganos de expertos científicos y técnicos ayudará a integrar nueva información científica en el tratado, similar a el exitoso Protocolo de Montreal de 1987 que eliminó gradualmente las sustancias que agotan la capa de ozono.

Próximos pasos y un camino hacia el progreso

Entonces, ¿cómo movilizamos a la mayoría global que quiere un tratado fuerte frente a estas fuerzas de oposición bien financiadas? Una clave será que Estados Unidos se convierta en líder del movimiento, utilizando como piedra de toque el creciente consenso científico de que debe haber un cambio importante de dirección en materia de plásticos. Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo un líder en la acción global basada en la ciencia. Este no es el momento de alejarse de esa posición. Una variedad de expertos científicos independientes, desde modeladores de reducción de desechos hasta expertos en salud, han enfatizado esta oportunidad.

El Acuario ha estado presionando a la Administración Biden-Harris para que haga más con los plásticos, a nivel nacional y en el ámbito internacional, incluso a través de la campaña “No hay tiempo que perder”. Mientras California está actuando con valentía Para frenar la contaminación plástica, Estados Unidos aún tiene que adoptar una estrategia y un plan nacional sobre plásticos. como solicitamos en el informe ordenado por el Congreso de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina sobre el papel de Estados Unidos en el problema de los plásticos. El informe reciente que emitimos con el Instituto de Derecho Ambiental detalla cómo las agencias federales tienen plena autoridad para actuar según la ley existente.

Al hacerlo, Estados Unidos podría modelar los enfoques que debemos incorporar en el Tratado Global sobre el Plástico.


Aviso
La información, opiniones y recomendaciones presentadas en este artículo son las de los contribuyentes individuales y no reflejan necesariamente los valores y creencias del Consejo Científico Internacional.


Habilite JavaScript en su navegador para completar este formulario.

Manténgase al día con nuestros boletines

Ir al contenido