El informe recientemente publicado emite recomendaciones sobre la edición hereditaria del genoma humano.

Una comisión internacional de expertos advierte contra el uso prematuro de la edición del genoma hasta que se aborden todos los problemas de seguridad y el público tenga la oportunidad de considerar las diversas implicaciones de estas tecnologías.

El informe recientemente publicado emite recomendaciones sobre la edición hereditaria del genoma humano.

Una serie de problemas éticos, morales y sociales que rodean la edición del genoma humano, junto con la falta de regulaciones estrictas, exigieron un examen detenido de la aplicación clínica de la tecnología. Se convocó a un grupo de expertos de 10 países bajo los auspicios de la Academia Nacional de Medicina de EE. UU., La Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. Y la Royal Society del Reino Unido para definir un camino responsable a seguir.


Academia Nacional de Medicina, Academia Nacional de Ciencias y Royal Society. 2020. Edición hereditaria del genoma humano. Washington, DC: The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/25665.


La conclusión general es que debemos andar con cuidado. En la etapa actual, La edición hereditaria del genoma aún no está lista para ser probada de manera segura y efectiva en humanos., y debe reservarse para situaciones específicas:

"En caso de que alguna vez se utilicen, es de vital importancia que estas tecnologías se utilicen para intervenciones médicamente justificadas, basadas en una comprensión rigurosa de cómo la variante patógena conduce a la enfermedad". explicó el copresidente de la comisión Kay Davies, profesor de genética en el MDUK Oxford Neuromuscular Center de la Universidad de Oxford. “Se necesita más investigación sobre la tecnología de edición del genoma en embriones humanos, para garantizar que se puedan realizar cambios precisos sin efectos indeseados fuera del objetivo. La cooperación internacional y la discusión abierta de todos los aspectos de la edición del genoma serán esenciales ".

Lea 11 recomendaciones clave:

Recomendación 1: Ningún intento de establecer un embarazo con un embrión humano que se ha sometido a la edición del genoma debe continuar a menos que y hasta que se haya establecido claramente que es posible realizar cambios genómicos precisos de manera eficiente y confiable sin cambios no deseados en los embriones humanos.

Estos criterios aún no se han cumplido y sería necesario realizar más investigaciones y revisiones para cumplirlos.

Recomendación 2: Se debe entablar un diálogo social amplio antes de que un país tome una decisión sobre si permite el uso clínico de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE). El uso clínico de HHGE plantea no solo consideraciones científicas y médicas, sino también cuestiones sociales y éticas que escapan a la responsabilidad de la Comisión.

Recomendación 3: No es posible definir una vía de traducción responsable aplicable a todos los usos posibles de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE) porque los usos, circunstancias y consideraciones difieren ampliamente, al igual que los avances en el conocimiento fundamental que serían necesarios antes de diferentes tipos de usos. podría considerarse factible.

El uso clínico de HHGE debe realizarse de forma incremental. En todo momento, debe haber umbrales claros sobre los usos permitidos, basados ​​en si una vía de traslación responsable puede estar y ha sido claramente definida para evaluar la seguridad y eficacia del uso, y si un país ha decidido permitir el uso.

Recomendación 4: Los usos iniciales de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE), si un país decide permitirlos, deben limitarse a circunstancias que cumplan con todos los criterios siguientes:

  1. el uso de HHGE se limita a enfermedades monogénicas graves; la Comisión define una enfermedad monogénica grave como aquella que causa morbilidad grave o muerte prematura;
  2. el uso de HHGE se limita a cambiar una variante genética patogénica que se sabe que es responsable de la enfermedad monogénica grave a una secuencia que es común en la población relevante y que se sabe que no causa enfermedad;
  3. ningún embrión sin el genotipo causante de la enfermedad se someterá al proceso de edición y transferencia del genoma, para garantizar que ningún individuo resultante de embriones editados esté expuesto a riesgos de HHGE sin ningún beneficio potencial; y
  4. el uso de HHGE se limita a situaciones en las que los futuros padres: (i) no tienen la opción de tener un hijo genéticamente relacionado que no tiene la enfermedad monogénica grave, porque ninguno de sus embriones se vería genéticamente afectado en ausencia de la edición del genoma , o (ii) tienen opciones extremadamente pobres, porque la proporción esperada de embriones no afectados sería inusualmente baja, que la Comisión define como 25 por ciento o menos, y han intentado al menos un ciclo de pruebas genéticas preimplantacionales sin éxito.

Recomendación 5: Antes de cualquier intento de establecer un embarazo con un embrión que se ha sometido a la edición del genoma, la evidencia preclínica debe demostrar que la edición del genoma humano hereditario (HHGE) se puede realizar con una eficacia y precisión suficientemente alta para ser clínicamente útil. Para cualquier uso inicial de HHGE, la evidencia preclínica de seguridad y eficacia debe basarse en el estudio de una cohorte significativa de embriones humanos editados y debe demostrar que el proceso tiene la capacidad de generar y seleccionar, con alta precisión, un número adecuado de embriones que :

  • tener las ediciones previstas y ninguna otra modificación en el objetivo (s);
  • carecen de variantes adicionales introducidas por el proceso de edición en sitios fuera del objetivo, es decir, el número total de nuevas variantes genómicas no debe diferir significativamente del encontrado en embriones no editados comparables;
  • carecen de evidencia de mosaicismo introducido por el proceso de edición;
  • son de grado clínico adecuado para establecer un embarazo; y
  • tienen tasas de aneuploidía no más altas de lo esperado según los procedimientos estándar de tecnología de reproducción asistida.

Recomendación 6: Cualquier propuesta para el uso clínico inicial de la edición hereditaria del genoma humano debe cumplir con los criterios de evidencia preclínica establecidos en la Recomendación 5. Una propuesta para uso clínico también debe incluir planes para evaluar embriones humanos antes de la transferencia utilizando:

  • hitos del desarrollo hasta la etapa de blastocisto comparables con las prácticas estándar de fertilización in vitro; y
  • una biopsia en la etapa de blastocisto que demuestra
    • la existencia de la edición prevista en todas las células biopsiadas y
    • no hay evidencia de ediciones no deseadas en el lugar de destino; y no hay evidencia de variantes adicionales introducidas por el proceso de edición en sitios fuera de destino.

Si, después de una evaluación rigurosa, se otorga una aprobación regulatoria para la transferencia de embriones, el monitoreo durante el embarazo resultante y el seguimiento a largo plazo de los niños y adultos resultantes es vital.

Recomendación 7: Deben continuarse las investigaciones sobre el desarrollo de métodos para producir gametos humanos funcionales a partir de células madre cultivadas. La capacidad de generar un gran número de estos gametos derivados de células madre proporcionaría una opción adicional a los futuros padres para evitar la herencia de la enfermedad mediante la producción, prueba y selección eficientes de embriones sin el genotipo causante de la enfermedad. Sin embargo, el uso de tales gametos derivados in vitro en la medicina reproductiva plantea problemas médicos, éticos y sociales distintos que deben evaluarse cuidadosamente, y dichos gametos sin edición del genoma necesitarían ser aprobados para su uso en tecnología de reproducción asistida antes de que pudieran ser considerado para el uso clínico de la edición hereditaria del genoma humano.

Recomendación 8: Cualquier país en el que se esté considerando el uso clínico de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE) debe tener mecanismos y organismos reguladores competentes para garantizar que se cumplan todas las siguientes condiciones:

  • las personas que realizan actividades relacionadas con el HHGE y sus órganos de supervisión se adhieren a los principios establecidos de derechos humanos, bioética y gobernanza global;
  • la vía clínica para HHGE incorpora las mejores prácticas de tecnologías relacionadas, como técnicas de reemplazo mitocondrial, pruebas genéticas de preimplantación y edición del genoma somático;
  • la toma de decisiones se basa en los hallazgos de evaluaciones internacionales independientes del progreso en la investigación científica y la seguridad y eficacia de HHGE, que indican que las tecnologías están avanzadas hasta un punto en que podrían considerarse para uso clínico;
  • la revisión prospectiva de la ciencia y la ética de cualquier solicitud para usar HHGE es realizada diligentemente por un organismo o proceso apropiado, y las decisiones se toman caso por caso;
  • un organismo apropiado proporciona un aviso de las aplicaciones propuestas de HHGE que se están considerando;
  • los detalles de las solicitudes aprobadas (incluida la condición genética, los procedimientos de laboratorio, el laboratorio o la clínica donde se realizará y los organismos nacionales que brindan supervisión) se hacen accesibles al público, al tiempo que se protegen las identidades familiares;
  • los procedimientos y resultados detallados se publican en revistas revisadas por pares para proporcionar la difusión del conocimiento que hará avanzar el campo;
  • se hacen cumplir las normas de conducta científica responsable por parte de investigadores y laboratorios individuales;
  • los investigadores y médicos muestran liderazgo al organizar y participar en debates internacionales abiertos sobre la coordinación y el intercambio de resultados de desarrollos científicos, clínicos, éticos y sociales relevantes que impactan la evaluación de la seguridad, eficacia, monitoreo a largo plazo y aceptabilidad social de HHGE;
  • las pautas de práctica, los estándares y las políticas para los usos clínicos de HHGE se crean y adoptan antes de ofrecer el uso clínico de HHGE; y
  • se reciben y revisan informes de desviaciones de las pautas establecidas, y se imponen sanciones cuando corresponde.

Recomendación 9: Se debe establecer un Panel Asesor Científico Internacional (ISAP) con funciones y responsabilidades claras antes de cualquier uso clínico de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE). La ISAP debe tener una membresía diversa y multidisciplinaria y debe incluir expertos independientes que puedan evaluar la evidencia científica de la seguridad y eficacia tanto de la edición del genoma como de las tecnologías de reproducción asistida asociadas.

La ISAP debería:

  • proporcionar actualizaciones periódicas sobre los avances y la evaluación de las tecnologías de las que dependería HHGE y recomendar nuevos desarrollos de investigación que serían necesarios para alcanzar hitos técnicos o traslacionales;
  • evaluar si se han cumplido los requisitos preclínicos para cualquier circunstancia en la que se pueda considerar el uso clínico de HHGE;
  • revisar los datos sobre los resultados clínicos de cualquier uso regulado de HHGE y asesorar sobre los riesgos científicos y clínicos y los beneficios potenciales de posibles aplicaciones adicionales; y
  • proporcionar información y asesoramiento sobre cualquier vía de traducción responsable al organismo internacional descrito en la Recomendación 10, así como a solicitud de los reguladores nacionales.

Recomendación 10: Con el fin de proceder con las aplicaciones de la edición hereditaria del genoma humano (HHGE) que van más allá de la vía de traducción definida para las clases iniciales de uso de HHGE, un organismo internacional con la posición adecuada y los conocimientos y la experiencia diversos debe evaluar y hacer recomendaciones sobre cualquier nueva propuesta. clase de uso. Este organismo internacional debería:

  • definir claramente cada nueva clase de uso propuesta y sus limitaciones;
  • permitir y convocar debates transparentes en curso sobre los problemas sociales que rodean la nueva clase de uso;
  • formular recomendaciones sobre la conveniencia de traspasar el umbral para permitir la nueva clase de uso; y
  • proporcionar una vía de traslación responsable para la nueva clase de uso.

Recomendación 11: Debe establecerse un mecanismo internacional mediante el cual las inquietudes sobre la investigación o la realización de la edición del genoma humano hereditario que se desvíe de las pautas establecidas o los estándares recomendados puedan recibirse, transmitirse a las autoridades nacionales pertinentes y divulgarse públicamente.


Vea la grabación del lanzamiento del informe en línea

VER TODOS LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ir al contenido