Regístrate

ICSU publica una revisión independiente de mitad de período del programa de Investigación Integrada sobre Riesgo de Desastres (IRDR)

ICSU ha publicado la Revisión de 2016 de la Investigación integrada sobre riesgo de desastres (IRDR), dirigido por un panel independiente cuyas conclusiones están destinadas a informar la próxima fase de 3-4 años del programa.

El panel de 7 personas fue presidido por Zenda Ofir, ver a continuación la lista completa de miembros del panel.

En general, La revisión concluye que “en el momento de su establecimiento, el IRDR fue una iniciativa bien conceptualizada, oportuna e innovadora, potencialmente incluso pionera, en el dominio cada vez más importante de la reducción del riesgo de desastres”. Sin embargo, "el progreso ha sido lento, y el programa se enfoca y los resultados son demasiado limitados para cumplir con las metas del Plan de Ciencias y las expectativas creadas por el programa".

Las razones de los resultados decepcionantes incluyen:

  • Decisiones durante el inicio impulsadas por desafíos en cómo se establecen dichos órganos interdisciplinarios
  • Rotación rápida de directores ejecutivos en la oficina de programas internacionales en Beijing (la primera oficina de este tipo establecida fuera de Europa por ICSU)
  • Una serie de debilidades de gobernanza, liderazgo y gestión, incluida la falta de recaudación de fondos suficientes para el programa para dar vida a su propósito estratégico.

Sin embargo, el panel de revisión concluyó que el IRDR sigue siendo un esfuerzo muy valioso, ya que mantiene un nicho significativo y una ventaja comparativa que continúa brindando una buena propuesta de valor para las partes interesadas, tanto científicas como no científicas. “Sigue estando bien posicionado en un área importante de trabajo y ha avanzado bastante a pesar de los obstáculos importantes”.

La relevancia política del programa ha sido subrayada por la preparación y adopción del Marco de Sendai para la reducción del riesgo de desastres en 2015 por parte de los gobiernos del mundo. El IRDR jugó un papel clave en la promoción de la ciencia y la comunidad científica a lo largo de ese proceso.

El panel destacó dos elecciones clave que deben tomarse si el IRDR “va a ser más que 'un programa científico más'”.

Primero, inicie áreas completamente nuevas basadas en brechas de conocimiento recientemente identificadas que presentan desafíos importantes o intratables para el campo. En segundo lugar, fortalecer, ampliar y acelerar las actividades en torno a sus focos existentes, y así avanzar más en línea con el alcance y la intención del Plan Científico inicial.

Las recomendaciones clave fueron:

  • Ajustar el alcance y la dirección del programa: fortalecer y reorientar los esfuerzos para lograr los objetivos establecidos en el Plan Científico original.
  • Mejorar el modelo de negocio: pasar de un enfoque ad hoc impulsado por proyectos fallidos a un enfoque programático más estratégico. Aprovecha fuentes de financiación no convencionales.
  • Mejorar la gobernanza: garantizar una supervisión adecuada y líneas de responsabilidad adecuadas, involucrar a los copatrocinadores, utilizar las fortalezas de cada componente del IRDR para aliviar la gran carga de trabajo del Comité Científico.
  • Mejorar la gestión: implantar sistemas de seguimiento, evaluación y gestión del conocimiento, mejorar la marca y la comunicación.
  • Avanzar hacia el impacto colectivo: movilizar los esfuerzos exitosos de construcción de comunidades hasta la fecha para alinearse y colaborar como una red de acción global. Aproveche la oportunidad de realizar un trabajo comparativo innovador y sensible al contexto que pueda fortalecer la ciencia para las políticas y la práctica.

El informe también destacó las lecciones para su consideración por parte del ICSU como copatrocinador, dado que el sistema de gobernanza del IRDR se basó en el trabajo de otros órganos interdisciplinarios del ICSU. “La situación experimentada en el IRDR plantea algunas preguntas sobre un enfoque en el que el Comité Científico es el impulsor de la ciencia, el administrador de la OPI (por ejemplo, la definición de la cartera general de actividades, la evaluación del desempeño del ED) y el asignador de fondos, todo mientras supervisa sí mismo". Una recomendación clave de gobernanza es separar las funciones de supervisión, liderazgo y orientación científicos y liderazgo y gestión del programa.

El IRDR fue establecido en 2010 por el Consejo Internacional para la Ciencia, el Consejo Internacional de Ciencias Sociales (ISSC) y la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), con un informe financiero principalmente de la Asociación China para la Ciencia y la Tecnología, un miembro nacional del ICSU.

Descargar el informe completo aquí.

Panel de revisión

  • Zenda Ofir, Presidente
  • Janos Bogardi
  • Tom cerveza
  • barbara carby
  • Gensuo Jia
  • Eko Teguh Paripurno
  • Roberto Sánchez-Rodríguez

[identificadores_de_elementos_relacionados=”1666″]

Ir al contenido