Regístrate

El presidente del Consejo Científico Internacional, Sir Peter Gluckman, se dirige a los ministros de la UE

Bruselas, Bélgica | 15 de febrero de 2024

Sir Peter Gluckman, Presidente del Consejo Científico Internacional, se dirigió a los ministros de la Unión Europea que asistieron a la cena de gala del “Diálogo multilateral sobre principios y valores para la cooperación internacional en investigación e innovación”. El diálogo, celebrado en Bruselas (Bélgica) los días 15 y 16 de febrero, promueve la Enfoque global de la investigación y la innovación lanzado en 2021. El discurso abordó temas como los desafíos para la producción científica y la confianza en la ciencia, la descolonización de la ciencia y la evolución de la ciencia para el siglo XXI.

Sir Peter abordó los siguientes puntos clave:

  • Prioridades estratégicas de ISC: El ISC se centra en mejorar el papel de la ciencia en la toma de decisiones, promover la libertad científica y fomentar la cooperación internacional, al tiempo que enfatiza la distinción crítica entre ciencia y sistemas científicos en medio de desafíos globales.
  • Naturaleza única de la ciencia: Sir Peter destaca que la ciencia es una forma de conocimiento sistemáticamente organizada, probada empíricamente y en evolución que debe interactuar con otros sistemas de conocimiento para contribuir al bien público de manera efectiva.
  • Descolonizando los sistemas científicos: Reconocer y respetar la diversidad en la organización y el uso de la ciencia global es esencial para una cooperación internacional efectiva y abordar la descolonización de los sistemas científicos sin comprometer los principios científicos.
  • Abordar los desafíos de la producción científica y la confianza: El discurso destaca la importancia de la investigación disciplinaria (modo 1), pero también aboga por enfoques transdisciplinarios y con la participación de las partes interesadas (modo 2) para abordar mejor cuestiones globales complejas, junto con el compromiso de lanzar un plan piloto de financiación para apoyar esta investigación.
  • Ciencia en evolución para los desafíos globales: Se requiere una evolución en el sistema científico, equilibrando la investigación tradicional con enfoques transdisciplinarios para fomentar la cooperación internacional y abordar los desafíos globales, destacando el papel de la ciencia en el apoyo a la diplomacia multilateral.       

Lea el discurso completo

Gracias por el honor de hablar esta noche como presidente del Consejo Científico Internacional, la principal ONG que representa a la comunidad científica mundial en todos los ámbitos, tanto básicos como aplicados, e incluye todas las ciencias naturales y sociales. Compuesto por academias nacionales, organismos disciplinarios internacionales y otras organizaciones científicas, está activo en prácticamente todos los países independientemente de la geopolítica y tiene su sede en París, con puntos focales regionales en África, Asia-Pacífico y América Latina.

Sus prioridades estratégicas se vinculan bien con la discusión de mañana: cómo mejorar el uso de la ciencia en la toma de decisiones tanto a nivel nacional como multilateral, cómo promover la libertad científica y la cooperación científica internacional responsable de una manera que beneficie a todas las partes: muchas de las prioridades del ISC La familia de organizaciones afiliadas tiene esto como su papel central. En tercer lugar, nos centramos en reflexionar sobre las cuestiones relacionadas tanto con la evolución de la ciencia como de los sistemas científicos. 

Hace 18 meses, al abrir este proyecto hablé de la importancia crítica de distinguir entre ciencia y sistemas científicos; algo que es aún más importante a medida que crecen los debates sobre la descolonización y los intentos políticos de socavar la confianza en la ciencia. Si queremos promover la cooperación científica internacional, esta distinción debe entenderse y respetarse. Podría decirse que la ciencia es el único lenguaje universal y está definida por un conjunto de principios. Dado que la ciencia moderna es una actividad global crítica para prácticamente todos los desafíos que debemos enfrentar, es importante que tengamos entendimientos amplia y globalmente aceptados sobre cómo cooperar y brindar la ciencia necesaria.

La ciencia se define por características que la convierten en una forma distintiva de conocimiento: una forma sistemáticamente organizada y racionalmente explicable, contrastada con la realidad y el escrutinio de sus pares. Las afirmaciones de conocimiento se contrastan con la lógica y la realidad. Como resultado, la ciencia se autocorrige y evoluciona. 

¿Por qué esto importa? La ciencia, incluso con sus características distintivas, no existe aislada de otros sistemas de conocimiento, ya sean provenientes de la religión, el conocimiento local o indígena, o el conocimiento tácito de diferentes ocupaciones, incluida la política. Pero para ser útil debe vivir respectivamente y, ojalá, en diálogo con ellos. Garantizar que la ciencia pueda contribuir al bien público depende de su integridad y de si proporciona respuestas relevantes a problemas reales, aunque tal vez perversos. Esto también exige que la ciencia no pretenda responder a todo o tomar decisiones en nombre de la sociedad. Es la sociedad, no la ciencia, la que debería determinar el uso de la ciencia y la tecnología.

Pero la forma en que se organizan los sistemas científicos dentro de una sociedad está influenciada por la cultura, la historia y el contexto. Existen enormes diferencias en todo el mundo en cómo se organiza y utiliza la ciencia. Por tanto, es posible hablar de descolonizar los sistemas científicos sin amenazar los principios que definen la ciencia. Es fundamental para una cooperación científica multilateral eficaz que entendamos estas variaciones en los sistemas científicos a pesar de la universalidad de la ciencia. La cooperación científica puede fracasar cuando los científicos del norte global que operan en contextos distantes no reconocen estas diferencias. 

Este proyecto se ha centrado en gran medida en la producción de ciencia confiable, un área en la que el ISC ha liderado durante mucho tiempo a través de su Comité sobre la Libertad y la Responsabilidad de la Ciencia. Pero hay un desafío más profundo: las percepciones cambiantes de la ciencia como valorada y digna de confianza. Puede verse socavado por políticos, grupos de interés, desinformación o por una comunicación científica deficiente o arrogante.

A pesar de las grandes inversiones en ciencia, los avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible han sido decepcionantes. El ISC ha dedicado mucho tiempo a consultar y reflexionar sobre esta realidad. La mayor parte de la investigación que es apoyada e incentivada por financiadores, universidades y academias es de naturaleza Modo 1, es decir, donde científicos en gran medida aislados disciplinariamente son financiados para producir conocimiento de manera lineal: los resultados primarios son académicos o tecnológicos.

Pero los graves problemas que todos enfrentamos requieren un enfoque diferente. Ya sea el cambio climático, los avances tecnológicos como la IA, el cambio sociológico o demográfico, la salud mental o las desventajas intergeneracionales, existe una comprensión cada vez mayor de que se trata de sistemas complejos que requieren intervenciones complejas que requieren un tipo diferente de investigación denominada investigación de modo 2 y, en enfoques particulares y transdisciplinarios. En tales investigaciones, las partes interesadas, ya sean formuladores de políticas, empresas o la sociedad civil, deben involucrarse plenamente desde el principio con científicos de múltiples disciplinas, incluidos científicos naturales y sociales, quienes pueden dejar su arrogancia disciplinaria en la puerta. Esto incluye informar tanto las preguntas como la metodología de investigación, haciendo mucho más probable la producción de conocimiento confiable y procesable. Pero se necesita tiempo para generar confianza y tiempo para lograrlo. Los procesos actuales de financiación y evaluación no fomentan tales enfoques.

El ISC aboga por que en todos los niveles de la ciencia, desde el local hasta el global, mientras se protege la ciencia disciplinaria e interdisciplinaria del modo 1, se empleen nuevas herramientas para apoyar la ciencia transdisciplinaria del modo 2. Están surgiendo excelentes ejemplos, pero en gran medida se financian fuera de los mecanismos convencionales. Se necesita la cooperación de los financiadores globales para desarrollar estas modalidades. Pero el mundo no puede esperar y el ISC lanzará su propio plan piloto de financiación a finales de este año para demostrar lo que se puede lograr. Damos la bienvenida a los socios para hacerlo. 

Si bien el conocimiento práctico que surge de dicha ciencia es fundamental para abordar los desafíos en todas las escalas, desde la local hasta la global, la posición única de la ciencia como universal proporciona beneficios adicionales al apoyar la diplomacia multilateral. También en este caso la UE, como actor global en el establecimiento de políticas de investigación, puede mostrar liderazgo.

El actual sistema científico ahora debe evolucionar: al mismo tiempo que sostiene los esfuerzos en los modos tradicionales, debe respaldar nuevos modos de hacer ciencia para lograr un progreso real en muchas cuestiones de los bienes comunes globales. Combatirlos incluso a nivel local debe implicar una mayor cooperación científica internacional. No podemos darnos el lujo de fracasar.

Sir Peter Gluckmann

ONZ KNZM FRSNZ FMedSci FISC FRS

Presidente

Consejo Internacional de Ciencias


Ir al contenido