Regístrate

Resumen de políticas/nota de asesoramiento

Responsabilidades de prevenir, evitar y mitigar el daño a los investigadores que realizan trabajo de campo en entornos de riesgo.

Los investigadores de muchas disciplinas científicas se involucran en el trabajo de campo, a veces en entornos desconocidos, remotos o riesgosos, sobre temas delicados o en entornos sociales o políticos inestables. Esta Nota de Asesoramiento busca aumentar la conciencia de que el riesgo elevado es una característica de gran parte de la investigación de campo, y que la conciencia de los riesgos, la evaluación y la mitigación de los riesgos en el campo deben ser partes estratégicas e integrales del diseño y la implementación de la investigación, tanto a nivel institucional como individual. . Esto respalda la libertad y la responsabilidad en la realización de la investigación.

El trabajo de campo necesita una atención especial porque es menos probable que los investigadores trabajen dentro de sus redes familiares y estructuras de apoyo, a menudo tendrán un control reducido sobre el entorno de investigación y pueden desconocer los problemas políticos locales y otros riesgos potenciales que no están directamente relacionados con su investigación.

Llevar a cabo trabajo de campo en lugares desconocidos y riesgosos ofrece la posibilidad de causar daños físicos y psicológicos. De hecho, muchos informes recientes de daños a los investigadores, incluidos el acoso, las amenazas, el encarcelamiento e incluso la muerte, mientras se realiza el trabajo de campo, han creado conciencia sobre los riesgos que deben tenerse en cuenta. La comunidad investigadora tiene la responsabilidad de desarrollar procedimientos, estrategias y recursos para ayudar a los investigadores y sus instituciones a identificar y evaluar el riesgo, y a implementar procedimientos para minimizar y mitigar los posibles daños a los investigadores que realizan trabajo de campo.

La sensibilización sobre las responsabilidades para prevenir, evitar y mitigar los riesgos del trabajo de campo promueve entornos más seguros para los investigadores y, por tanto, colaboraciones más eficaces. No debe menoscabar la cooperación internacional; Las colaboraciones internacionales e interdisciplinarias se beneficiarán de una mayor comunicación directa y un enfoque explícito para abordar los riesgos del trabajo de campo. Esto se debe a que la conciencia del riesgo y la implementación de prácticas de mitigación y evaluación de riesgos en el trabajo de campo varían entre los dominios de investigación y las instituciones de investigación y entre los investigadores.

Esta Nota de Asesoramiento proporciona un conocimiento básico de las cuestiones críticas que deben tenerse en cuenta y complementa las obligaciones legales, otras orientaciones existentes y las mejores prácticas aceptadas. Proporciona orientación a las instituciones (por ejemplo, academias, agencias de financiación, universidades, instituciones de investigación), supervisores de investigación e investigadores, sobre sus responsabilidades y acciones.

Las instituciones tienen la responsabilidad de plantear problemas de riesgo con su comunidad de investigadores, desarrollar estrategias para evitar riesgos, implementar protocolos de seguridad, capacitar equipos de investigación e investigadores en estos protocolos antes de emprender el trabajo de campo, para asumir un papel directivo en la supervisión de los entornos. en el que trabajan sus investigadores, y para garantizar un deber de cuidado con los estudiantes investigadores.

Descripción de tipos de riesgo1 y daño

Esta Nota de Asesoramiento utiliza las siguientes taxonomías no exhaustivas como una ilustración parcial de los tipos de factores importantes para la evaluación de riesgos y las estrategias de mitigación.

Taxonomía de riesgo

  • Riesgos relacionados con un tema de investigación: Los ejemplos incluyen investigación sobre actividades ilegales; actividades políticamente volátiles; actividades socialmente sensibles;
  • Riesgos relacionados con un entorno: Los ejemplos incluyen investigación en áreas con altos niveles de violencia (crimen violento; violencia aleatoria; crimen organizado; violencia estatal; violencia doméstica; zonas de conflicto); investigación en áreas con altos niveles de violencia personal o secuestro; investigación en áreas de posconflicto (por ejemplo, minas terrestres); o investigación en áreas con mala higiene o infraestructura;
  • Riesgos relacionados con la persona: Los ejemplos incluyen la vulnerabilidad personal debido a la identidad del investigador, incluida la raza, la edad, la orientación sexual, el género, el origen nacional, el idioma, la casta o la religión;
  • Riesgos relacionados con las percepciones de la motivación investigadora: Los ejemplos incluyen la sospecha o duda entre la población o las autoridades locales sobre la motivación principal o la afiliación política del investigador.

Taxonomía del daño

  • Daño físico Los riesgos relacionados con el daño físico que enfrentan los investigadores involucrados en investigaciones “delicadas”, como contextos ilegales o criminales, en contextos políticamente volátiles o de conflicto, o en lugares remotos, han variado desde discapacidades físicas hasta ataques físicos, lesiones o incluso la muerte.
  • Daño psicológico Los investigadores también enfrentan riesgos de daño psicológico por la exposición a amenazas físicas o personales o la exposición a la angustia o trauma de otros.

Orientación para los recursos y procedimientos de mitigación

La mitigación del riesgo físico incluye capacitación en estrategias de prevención y desarrollo de planes específicos para acciones de protección o salida; contactos regulares de "base táctil"; y apoyo de la Embajada. Es esencial ser consciente de la naturaleza "crítica en el tiempo" de las respuestas planificadas.

La mitigación del riesgo psicológico incluye la capacitación en estrategias para abordar y afrontar situaciones psicológicamente angustiantes. Estos pueden incluir capacitación en manejo de conflictos y el desarrollo de recursos que se utilizarán en respuesta a encuentros traumáticos.

La mitigación de riesgos requiere un buen conocimiento de los recursos disponibles a nivel institucional, departamental e investigador individual, y habilidades para implementar estrategias de mitigación y evitación de riesgos.

Los procedimientos de mitigación de riesgos se pueden desarrollar a nivel de la institución, el equipo de investigación y el investigador individual.

A nivel institucional:

Las instituciones deben desempeñar un papel de liderazgo en la promoción de un clima de atención al riesgo y garantizar que prevalezcan prácticas seguras para sus investigadores y afiliados, como pasantes y visitantes. Esto puede incluir:

  • Especificación clara de las funciones y responsabilidades de los supervisores e investigadores en la atención a los problemas de seguridad;
  • Suministro estandarizado de información y cumplimiento de los protocolos de seguridad;
  • Asegurar que las obligaciones legales institucionales se conozcan y se cumplan;
  • Elaboración de un código de prácticas para evitar riesgos;
  • Reconocimiento de que los procedimientos de mitigación de riesgos son un costo legítimo en el proceso de presupuestación de la investigación;
  • Promoción y facilitación del desarrollo de alianzas y redes locales para la mitigación de riesgos en colaboraciones internacionales;
  • Exigir que se incluyan en los planes de estudio de investigación la prevención y mitigación de riesgos adecuadas.

En el supervisor de investigación / nivel departamental

Los supervisores de investigación y las facultades disciplinarias deben asegurarse de que los equipos de investigación sigan los estándares institucionales de las mejores prácticas. Además, los supervisores deben fomentar un espíritu de investigación que valore la evaluación y prevención de riesgos adecuadas. Esto incluye:

  • Hacer que la atención al riesgo forme parte de la formación de pregrado y posgrado en diseño y metodología de la investigación;
  • Asegurar que cada propuesta de investigación se base en la reflexión y la retroalimentación de los pares sobre los riesgos del proyecto y las estrategias para abordarlos si es relevante; y que cualquier diseño o manual de trabajo de campo específico incluya una sección sobre riesgo que refleje cuestiones específicas;
  • Asegurar que los investigadores de campo comprendan y sean conscientes de sus obligaciones legales y no legales para evitar riesgos siempre que sea posible y mitigarlos cuando sea necesario.

A nivel de investigador individual

Todo investigador debe aumentar su sensibilidad y conciencia sobre el riesgo y comprender que, a menudo, se trata de un contexto y una situación específicos. Al planificar proyectos de investigación en entornos o contextos potencialmente riesgosos, los investigadores deben abordar lo siguiente:

  • Planificación de la seguridad en el diseño de la investigación, incluidos los recursos y estrategias para la mitigación de riesgos;
  • Establecer protocolos claros y pautas para diversas situaciones de riesgo, incluidos planes para mantener la comunicación (por ejemplo, una llamada diaria definida programada, porque el tiempo suele ser crucial en situaciones de riesgo); para asegurar estrategias de salida; para establecer apoyo / colaboración para no trabajar solo cuando sea posible; y para evaluar de antemano el riesgo en situaciones específicas;
  • Establecer de antemano contactos locales confiables que estén bien informados sobre situaciones locales, tanto políticas como culturales, y que puedan identificar áreas potenciales y tipos de riesgo;
  • Incluir la evaluación de riesgos y las precauciones como parte del protocolo y presupuesto de implementación de la investigación.

1 Al escribir esta nota, CFRS reconoce que la investigación también implica un riesgo potencial para los participantes de la investigación (en el caso de las ciencias sociales o del comportamiento o la investigación médica), las comunidades, la biosfera o la estabilidad ecológica. Esta nota, sin embargo, se centra en el daño al investigador, no en los objetos de la investigación.

Ir al contenido