Nota de asesoramiento: Comunicación científica (2010/2016)

Es una responsabilidad importante para los científicos comunicar los resultados de la investigación y los puntos de vista al público, especialmente en los casos de investigación financiada con fondos públicos. Esta responsabilidad está expuesta a desafíos tanto por las enormes oportunidades como por las nuevas amenazas para la comunicación científica eficaz proporcionada por las nuevas tecnologías de la información. Estos son algunos de los aspectos que considera esta Nota de Asesoramiento CFRS.

Posicionamiento

Comunicación científica en contexto

La comunicación eficaz de los resultados y puntos de vista científicos al público es una responsabilidad importante de la comunidad científica. Esto es particularmente cierto para la ciencia que ha sido financiada con fondos públicos. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ofrecen enormes oportunidades y nuevas amenazas para la comunicación científica eficaz. Siempre que se tomen en serio las cuestiones de precisión, transparencia, responsabilidad y apertura, el uso de herramientas de comunicación rápidas en todo el mundo puede mejorar la comprensión y el compromiso del público. Es importante que la ciencia y la sociedad en su conjunto adopten estos principios.

Muchos de los temas en los que la ciencia puede contribuir son complejos y deben ser abordados por múltiples disciplinas y enfoques. Explicar y comunicar esta complejidad, sus certezas e incertidumbres relativas, es un desafío particular para la comunidad científica.

Los procesos de la ciencia, incluida la evaluación de la evidencia a través de la revisión por pares y las evaluaciones integradas, a menudo no se comprenden bien. La comunidad científica tiene la responsabilidad de explicar estos procesos, tanto de forma genérica como en relación con cuestiones científicas específicas.

A medida que la comunicación pública se vuelve fundamental para el esfuerzo científico, debe ser recompensada y valorada en consecuencia. La enseñanza y la formación en habilidades de comunicación deberían ser una parte importante de la educación científica.

Directrices y responsabilidades de los científicos

  1. Los científicos son responsables individualmente de sus comunicaciones públicas y deben ser conscientes de su impacto potencial tanto en la ciencia como en la sociedad.
  2. Independientemente de la audiencia, las comunicaciones deben ser precisas y consideradas, reflejando el estado de la evidencia científica y la incertidumbre.
  3. Las estimaciones de la importancia, las implicaciones futuras y el impacto de los resultados científicos deben ser realistas.
  4. A pesar de las presiones en sentido contrario, la comunicación pública de nuevos hallazgos científicos normalmente debe seguir la aceptación por parte de la revisión por pares.
  5. Los científicos tienen el deber especial de comunicar los hallazgos que tienen implicaciones para la supervivencia o el bienestar humanos, incluidas las amenazas al medio ambiente.
  6. Los científicos que responden a emergencias públicas deben ser conscientes de las posibles ramificaciones de sus mensajes y tener especial cuidado para evitar tanto el alarmismo como la complacencia indebidos.
  7. Los científicos deben ser transparentes al comunicar los límites de su propia experiencia personal y hacer la distinción entre aquellas áreas de la ciencia en las que sus pares podrían razonablemente considerar que tienen experiencia y otras áreas sobre las que pueden expresar opiniones.
  8. Como miembros de un público amplio y diverso, los científicos deben comprender las diferentes audiencias con las que se comunican y cuáles son los requisitos de esas audiencias en términos de apreciación y comprensión del tema.
  9. Las comunicaciones científicas pueden estar dirigidas principalmente a grupos seleccionados de la sociedad, como políticos, industriales y grupos de defensa, pero deberían, en la medida de lo posible, ser accesibles al público.
  10. La comunicación es un proceso bidireccional: los científicos no solo deben presentar sus hallazgos, sino que también deben estar preparados para participar en debates y discusiones relevantes.

En lo que respecta a los periodistas y los medios de comunicación

La comunidad científica, al adherirse a estas pautas, espera que los periodistas se encarguen de informar correctamente los hallazgos y puntos de vista científicos, y tomen precauciones para evitar interpretaciones engañosas. Con este fin, la comunidad científica tiene la obligación de ayudar a los medios de comunicación, reconociendo al mismo tiempo la independencia de ambas partes.

Con respecto a la prestación de asesoramiento sobre políticas científicas

La comunidad científica también debe tener en cuenta las recomendaciones del Foro Científico Global de la OCDE y específicamente sus observaciones sobre "Comunicar y utilizar los consejos":

“Los informes prematuros, inexactos o sesgados pueden socavar todo el proceso de asesoramiento. '¿Quién es responsable de comunicar qué y a quién? es una cuestión operativa crítica para cualquier proceso de asesoramiento. Las responsabilidades y los límites individuales e institucionales con respecto a la comunicación interna y externa deben entenderse completamente. Este entendimiento debe incluir la definición de las responsabilidades de asesoría y toma de decisiones de todos los actores en el proceso de asesoría; Los protocolos de toma de decisiones deben establecerse con anticipación.

La transparencia en los procesos de asesoramiento científico es de suma importancia. En la medida de lo posible, los dictámenes científicos y las pruebas conexas deben ponerse a disposición del público de manera oportuna. Los responsables de la formulación de políticas deben ser transparentes en el uso del asesoramiento científico. Deberían poder explicar cómo se ha tenido en cuenta el asesoramiento científico solicitado al elaborar la política. En particular, tienen el deber de explicar los fundamentos al tomar decisiones de política que están en claro conflicto con el asesoramiento científico solicitado.

Acerca de esta nota de asesoramiento

Esta Nota de Asesoramiento fue informada por el Foro Internacional “Comunicación Científica” que se llevó a cabo en Bogotá del 18 al 19 de noviembre de 2010. El evento fue copatrocinado por el ICSU CFRS, la Academia Colombiana de Ciencias y la Universidad Nacional de Colombia, con apoyo de varias organizaciones locales e internacionales. Asistieron cerca de 500 estudiantes, académicos y periodistas. La responsabilidad del contenido de esta nota recae en CFRS.

Reportajes en la Prensa

'Comunicación: una responsabilidad de todos los científicos', editorial de David Dickson, SciDev.net, 31 diciembre 2010


Compartir:

Ir al contenido